lunes, 28 de mayo de 2012

Labios Rosas, Labios Azules Capitulo 4


* Es la tercera vez que cambio el nombre a la historia. Bueno si no me decido pero creo que esta es la ultima, soy pesima para colocar nombres esta bien? asi que bueno este es el que creo que seria el adecuado, les aseguro que al final entenderan.*

 __________________________________________________________________________



Gabriel resulto siendo un tanto amargado pero algo atento, Cassie descubrió que detrás de esos ojos chocolate había algo que la invitaba a ver más dentro, pero el tiempo apremiaba y ya se estaba siendo tarde y si esperaba que la fiesta a su espalda terminara mejor y se ponía cómoda en el suelo. En la hora que debió de estar ella allí tirada con la manta en su desnudo cuerpo le dejaba doliendo el trasero y Gabriel no abrió más la boca después de eso. 

Entendámoslo un poco, no es fácil que una chica desnuda entre en tu habitación de repente, eso ella lo tenía claro, pero tenía miedo a salir y encontrarse con esas miradas de burla, solo dios sabía que le deparaba el lunes en el instituto… Cassie recordó que Holly nunca les había dicho sobre que tenía un hermano y Cassie se encontró pensando si este era mayor o menor que esta…

-¿Estudian en el mismo instituto?-. Soltó de repente y se mordió la lengua rápidamente hasta que sintió el sabor a cobre en su boca.

-Soy tu compañero de casillero, estamos en la clase de matemática, Ingles y arte -.soltó medio cansado, y se acostó en la cama después de pasar esa hora sentado frente a ella.-y antes que preguntes, sí, soy mayor que ella pero como te dije finge no conocerme en el instituto.

Cassie espero a que siguiera pero no digo nada más, así que se esforzó por digerir sus palabras, sus mejillas se colorearon de un cálido rosa y sentía la cabeza hirviendo, esto era bochornoso encerrada, desnuda en una habitación de un chico que era su compañero y ella ni sabía.

El chico la miro con una ceja alzada, se voltio tomo sus auriculares y los coloco. Cassie clavo la mirada en el piso, algo debía hacer, algo debía de decir, pero nada le vino a la cabeza.

Cassie comenzó a levantarse y sintió sus piernas muy entumecidas, ya sea por el frio oh por todo el rato sentada en el piso. Gabriel se levantó también de la cama y busco en su armario, le tendió una camisa muy grande pero limpia y unos pantalones anchos y unas converse.

-saldré para que te cambies-. Dijo en voz baja muy después de sus pasos solo escucho la puerta abrirse, la música entrar y luego cerrar, desvaneciéndose dentro.

Se vistió con pereza, y luego que se puso el último zapato pensó como se iría. Su pregunta se contestó en un segundo.

Tocaron la puerta y ella tuvo miedo de abrir, no era ni su casa, ni su habitación, pero los golpes siguieron y una voz amortigua detrás de ellos, se acercó más a la puerta para escuchar bien y era Gabriel, que alivio.

-¿estas lista?-.

-eso creo-. Cassie se miró las mangas y si era muy grande. Gabriel trataba de reprimir una sonrisa, pero sus modos de disfrazarla eran muy pobres.

Encima se reiría, perfecto.

Cassie comenzó a deshacerse de su camiseta cuando el coloco sus manos en las suyas.

-no, tranquila, te queda bien, mejor que a mí-.

Sus ojos brillaban con sinceridad, pero Cassie aprendió  lo bien que pueden mentir algunas personas; opto por ignorarlo y no pensar en que de por si no tenía más nada con lo que vestirse.

Lo siguió y agradeció que encontrara un camino por el jardín bordeando la casa y no se topara con ninguna de esas personas de la fiesta. El la condujo hasta un sencillo carro, pero ella pensó en ir por el suyo, no podía llegar  a casa sin el auto.

-tengo auto, y gracias-. Dijo Cassie y empezó a alejarse hacia la entrada principal para recoger el auto. Pero allí estaba de nuevo Gabriel tomándola del brazo y haciéndola dar la vuelta.

-quédate aquí, no creo que quieras pasar de nuevo por allí-.
-¡pero mi auto!-.
 
-ya te lo llevare yo, solo dame las llaves y allí estará-.

Confiar, o no confiar.

Bueno, al menos sabe dónde vive.

Busco en los bolsillos de su pantalón y cayó en cuenta que esta no era su ropa. Sus ropas juntas con sus llaves estaban en la piscina nadando en suciedad oh al borde de la misma.

Quiso gritarse por idiota, por venir en primer lugar a esta maldita fiesta pero se calmó y pensó.

-las llaves-. La apremio de nuevo Gabriel.

-me las eh dejado donde me quitaron la ropa-.

  Cassie levanto la cabeza y en los ojos de Gabriel había furia, los cerros lentamente y se colocó los dedos índice y pulgar en el puente de la nariz, parecía ser un gesto que tomaba cuando algo no le gustaba.

-bien, te llevare, iré por ellas-.

Cassie no quiso sonar impertinente pero si sus padres preguntaban por el auto ¿Qué les diría? Tal vez si ya estuvieran durmiendo no se darían cuenta.

-¿Qué hora es?-.

-23:57-.

-¡diablos, que tarde que es! Está bien, pero…-.

Gabriel alzo una ceja.

-no, mejor nada, gracias de todas maneras-.

Cassie se subió al auto y Gabriel arranco.

El camino a la su casa era un poco lejos, pero Gabriel parecía ir en buen tono con todos los semáforos en verde llegaron en 20 minutos, un vistazo rápido a la alcoba de sus padres y a la luz de su ventana le indico que estaban dormidos.

-pues, gracias Gabriel-.

-de nada, tendrás tu auto aquí en cuanto despiertes-.

-espera, ¿tu cómo te iras?-.

Eso dejo a Gabriel pensativo, no sopeso ese pequeño detalle.

-Mejor pásame buscando mañana, será más fácil-.

Gabriel alzo una ceja, el gesto era bastante irónico. Diablos, Cassie quiso darse en la cabeza con el salpicadero, era muy tonta o muy abusadora en pedirle tantos favores a este chico.

-bien, ¿a qué hora?-. Respondió después de un rato.

-¿8:30?-.

-bien-.

Y se fue. Vaya que chico tan frio, no lo culpaba, Cassie no era el árbol de la amabilidad ni la simpatía.
     




 
Que chica tan rara.

Gabriel iba casi que sin tocar el pavimento de lo veloz que iba.

Saltándose un semáforo en amarillo acelero aún más, mientras iba a un curva reduciendo la velocidad pensó en poner música, bajo la mirada unos segundos a la radio y cuando la levanto allí estaba ella, cruzando la calle como si fuera en cámara lenta, le tomo dos segundos darse cuenta que ella no advertía que su carro iba a matarla, presionando a fondo el freno derrapo subiéndose por la acera y casi llevándose una tienda de tatuajes.

¡Joder! Esta no es tu noche se dijo.

Con la cabeza apoyada en el volante y su mundo aun dando vuelta miro por la ventana a su derecha y allí seguía la chica en medio de la calle con los faros alumbrando sus pies.

Ahora  sí que me vistes Pensó irónicamente Gabriel.

La chica misteriosa se acercó después de dos latidos y se asomó por las ventanillas del auto, Gabriel la miraba.

-¿estás bien?-. Pregunto la chica.

-lo estaba hasta que una loca se plantó en medio de la calle a contar las partículas de polvo-. Soltó Gabriel en tono mordaz.

-imbécil, si no fueras tan tonto verías que el semáforo estaba en amarillo-.

-cariño son las  00:22 ¿crees que alguien va a respetar un semáforo?-.

-¡ándate a la mierda cabron!-.

-¡lo que digas loca!-.

Patino al dar una vuelta completa y acelero, dejando detrás una estela de humo y a una chica misteriosa, loca, furiosa y confundida.

9 comentarios:

Gaia dijo...

Pues a mí Gabriel me gusta, va a ser importante aquí ^^ fijo fijo, que me lo digo yo xDDDD jajaja Y esa chica misteriosa seguro que también...
Pobre Cassie, todo son desgracias... ._. pero ahí está Gabriel, para ayudarla ^^
Espero más :) jeje
Un beeeso!

Dayaaani dijo...

Me ENCANTO*-*, amo tu historia, me encanta, me fascina, me todo *-*, y gabriel?, aunque sea frío, se nota que ha sufrido un poco :/ pero me gusta para cassie C:, cuidate preciosa*-*

Aгiα dijo...

Lo primero de todo, amo la canción que tienes puesta en el blog. Estoy todo el día escuchándolo y las demás canciones de esa mujer también son O.o Solamente gracias por hacérmela descubrir XD

Por cierto, es increíble. Yo tengo escrita una escena parecida de la historia que estoy haciendo (no igual, ya la verás). Qué cosa más extraña. Pero este capítulo mola más que el que tengo escrito yo parecido. Aquí hay de todo. Primero avergonzados, luego como amigos, luego una cosa rara, y luego a pelearse XDDD COOL JAJJA Gabriel es tan amable y tan loco *_________* Me encanta AJAJAJA Yo quiero uno de esos XDDD En serio, es genial ese tío JAJA

¡¡Un besote!!

PD: Me ha dicho Alexandra que no dudará en empezar a escribir el siguiente capítulo cuando hagamos el examen de física que tenemos el jueves. Así que vete relajándote XDDDDDDDDDDDDDD

PD2: ¿Jared Leto...?¿Sexy? ¡¡¿Solo eso?!! ¡¡AAA!! Me lo comía con patatas, o sin ellas, me lo comía igual JAJJA Si te das cuenta, en la página de los personajes en mi blog, el último se llama: Arthur Jones, y resulta que es Jared Leto WUAJAJAJA Me encanta XDD

Alex dijo...

Guauuu eso lo has escrito tú??:O:O

Nana dijo...

O.o Vaya, me he quedado muy loca con la parte final. ¿Quién será la chica que se ha cruzado en el camino de Gabriel? En un principio creí que era Rose, pero lo has dejado en el aire, jo xD
La verdad es que me he hecho un lío tremendo con el rollo de los coches jajaja Cassie ha tenido paciencia con la situación, pero es que Gabriel ha tenido que tener el doble xD
Estoy deseando que continúes.

Un besitooooo :)

FunnyFantasy dijo...

Pobre Cassie, sin ropa y sola en un sitio que desconoce yo me moriría si me pasara algo así.

Gabriel es super mono, se ha comportado como dios manda. No como esos que estaban en la fiesta.
¿Quién será la chica misteriosa?

Espero que publiques pronto.

Un beso F.F.

Caami *,* dijo...

Bu, linda, yo cuando pueda leeré tu nove.. Por ahora no tengo tiempo :( aunque lleves poquito.. Pero en la noche quizá la leooo :D! Un abrazo! *-*

Jose dijo...

Esa chica es... Deeeos esto se pone mas interesante!
Gabriel me cae bien! ya estaba imaginando historia con Cassie pero la chica misteriosa me dejo pensando jeje!
Muy buena la historia, sigue asi^^

Alex WH dijo...

Gracias por haber estado todo éste tiempo. Gracias, de verdad.
Muy bueno tu escrito:)